Dedicatorias de amor para mi esposa

mi-esposa

DEDICATORIAS PARA MI ESPOSA, LA PERSONA QUE VA ESTAR CONMIGO TODA LA VIDA:

Desde que te descubrí comenzaste a ser mi mejor amiga, empezaste andar los mejores pasos junto a mí en cada día.

Desde que aprendí a verte a través de la sinceridad de tus ojos, entonces tomé tu mano extendiéndome fijamente en el horizonte desplegando mis alas junto a ti yo comencé a volar.

A través de ti puedo ver claramente lo que es la entrega y el amor, pues tú que eres parte de mí, sobre esta tela unos grandes diseños que muy pronto se moldearan en nuestro cuerpo.

Una vez al vestir los grandes hilos de los años, podría observar qué has estado allí para el amor enseñarme, pues a través de ti, mi hermosa esposa el perdón, el amor y la dedicación en mi nacen como una flor de lis.

Descubrir qué mis caminos recorren los tuyos, al mismo tiempo qué errar en los valles más profundos junto a ti la persona que va estar conmigo toda la vida,  ha sido la mejor experiencia de mil décadas de mi existencia.

Pues has sido tú que me ha acompañado y con abandono te has entregado, entonces así la plenitud nace cuando al hacer se descubre tu alma y la mía siguiendo por el valle atravesaremos las noches.

Esposa mía tiendes tus brazos sobre mí. Sabes cómo entregarte del mismo modo que tus estrellas me acarician en la Inmensidad.

Estar junto a ti como una parte de mí, hace que realmente descubra que lo más glorioso del universo está en ti, la persona que va estar conmigo toda la vida

Como una flor que se abre cada mañana con un hermoso rocío, así te reflejas en las manifestaciones de cada día.

Ser como tú es lo que mi alma algún día será y aunque ahora estás aquí a cada momento, los dos siempre seremos uno.

Tú mi hermosa amada eres la raíz de mis sentimientos, pues a la libertad me encuentro cuando siempre te llevo dentro.

Mi hermosa esposa que en mi lecho habita, eres tú quién en los manjares de la vida me deleitas con tu armonía.

Es allí donde un corazón sin velo se muestra regocijante cada vez que tus aromas huelo.

Mientras te acompaña la hermosa ave quién te ayuda a descubrir tus sentimientos.

Mi hermosa compañera quién la vida das en sacrificio, me haces muy feliz, por que en el amor estas.

Ven hacia mí una vez más para poder pintar el lienzo de la vida con tu hermosa alegría.

La ternura cada día en mí se manifiesta cuando tú estás aquí brindándome toda tu ternura.

Esposa mía qué tan feliz me siento por estar contigo en el mar de la vida y poder hallarte en la luz de cada horizonte, en los hermosos crepúsculo de atardeceres,  pues contigo las hojas del olivo se purifican en los templos sagrados de los grandiosos cielos.

Los perfumes rodean los salones Arcángel y cales y es allí donde tú y yo somos Dios para siempre. Para mi esposa la persona que va estar conmigo toda la vida.