¿Cómo puedo encontrar el camino para honrar a Dios?

camino-a-dios

Bien esto es una gran pregunta, ya que la mayoría de veces por cuestión de religiones tratamos de buscar la forma correcta para honrar a Dios, sin embargo es importante alejarnos de todo lo que conocemos para verdaderamente honrarlo

Llegar a ese punto es una etapa de descubrimiento, pues descubrir a Dios es una vivencia que muy pocos la tienen pero que igual hay que llegar a descubrir.

Para honrar a Dios como muchos maestros iluminados no lo han mostrado, es empezar a trabajar sobre uno mismo, descubriendo que uno está totalmente dormido y que debe llegar a un punto en que realmente despertemos, cuando estemos despiertos es cuando realmente empezamos a honrarlo.

Si bien podemos observar los grandes maestros, cuando ellos llegaron a ese estado de iluminación pudieron realmente hablar con él y desde ahí comenzar a cumplir su tarea para llegar a ese estado, hay que primero abandonar todo lo que conocemos, abandonar nuestro cuerpo y abandonar todos nuestros deseos, cuando eso sucede llega un momento en que la conciencia de Dios entra en nosotros y ya sabemos la tarea a realizar.

Dios en sí no te va a decir cumple tales normas, así que tal propósito obedece las reglas de moralidad que te enseña la sociedad porque viene para encontrar a Dios y hay que encontrarlo en ambas partes, tanto en la buena como en la mala, hay que descender al infierno primero para después llegar al cielo.

Con esto quiero decir que primero hay que descubrir qué es ser pecador, si lo que hacemos realmente es pecar y segundo tampoco juzgar que el ser pecador es malo.

Sencillamente podemos encontrar que a través de los errores, a través de nuestras experiencias que aparentemente no son tan buenas, realmente se nos fue dado con un propósito de aprendizaje y el aprendizaje no es ni Bueno ni malo, tan sólo se vive, entonces una vez aprendido la tarea de tu vida, ya tu siguiente paso es aprender describir al nuevo libro de la vida.

Cuando aprendes de las personas malas, de las situaciones malas y de los momentos malos, tú puedes aprender a descubrir a Dios en todo aquello. Es cuando realmente estás listo para la transformación, entonces la mariposa sale de la crisálida y su etapa de iluminación comienza.

Cuando comprendes que todos tus pensamientos lo único que hacen es dormirte, hay un momento dentro de ti y te animas a despertar entonces empezarás a querer despertar y comprender la verdad.

Cuando empiezas a caminar para que cada vez seas consciente, es cuando empiezas a honrar a Dios, comprendiendo que todas las situaciones no son más que aprendizajes al igual que todas las personas que te rodean están ahí para enseñarte y transformarte, pero que a la vez debes desecharlas, porque cada momento y cada persona al final se van, es el desapego en dónde comienza el verdadero propósito para honrar a Dios.

Cuando vamos en el camino de la iluminación y por fin nos hemos desaprendido lo que aprendimos, hemos desechado los sentimientos, los deseos y los apegos; entonces podemos ver claramente sin nada de ilusiones en nuestra mente, cuando ya no tenemos ilusiones en la mente es cuando realmente podemos decir que estamos vivos, que somos conscientes de estar vivos y que realmente empiezo a vivir la vida en el universo, sin moldes mentales de la forma correcta para honrar a Dios.